Digitalización, qué significa

Digitalización. ¿Qué significa? ¿Qué implica?

Durante uno de los proyectos realizados por Tandem Company para el sector bancario y justamente en la fase de inmersión, aprendimos que las disrupciones en los modelos sociales se producen cuando coinciden en el mismo periodo de tiempo un cambio tecnológico y un cambio de fuente de energía. Como ejemplo, fijémonos en lo que sucedió cuando surgieron la agricultura intensiva y la domesticación de animales de tiro; o el carbón y la revolución industrial; o la electricidad y la computación. ¿Y ahora?, ¿estamos en un momento similar? Algo está ocurriendo, sin duda.

La suma de internet y las energías renovables forman un binomio potencialmente disruptivo

Muchos están convencidos y actúan a la vez que aprenden, otros están atrapados dentro de la palabra “digitalización”, atemorizados e ilusionados a la vez, hablando con unos y con otros, pero sin actuar. El proceso de digitalización sigue el mismo camino de adaptación continua que las empresas han recorrido anteriormente en muchas ocasiones. La única diferencia es que la velocidad exigida es mayor y es directamente proporcional al avance tecnológico. Y éste es muy rápido, más que nunca.

Es clave comprender que no se trata de informatizar el negocio, ni comprar compulsivamente start-ups, ni invertir en la construcción de una aceleradora corporativa, cuyo rendimiento se mida con indicadores marketinianos.

Se trata de incorporar tecnología en aquellas partes de nuestro modelo de negocio que nos permitan, en primer lugar, seguir competiendo, en segundo lugar seguir innovando, y en tercer lugar poder transformarnos

No sé cuál es el orden exacto ni si faltan más razones, pero se entrevé que es un proceso transversal a la compañía.A nuestro juicio la digitalización, entendida como incorporación de tecnología a nuestro negocio y como proceso de transformación de la organización, debe basarse en tres pilares:

-La eficiencia del negocio: las tecnologías adoptadas no han de ser eficientes por sí mismas. Eso no es lo importante. Lo importante es que incrementen la rentabilidad, ya sea mejorando procesos del modelo de negocio o permitiendo que la propuesta de valor sea producida con un menor nivel de costes productivos y/o técnicos.

Digitalización, qué significa

-La calidad de la propuesta de valor (servicio o producto): de nuevo en este caso la calidad de la tecnología no es lo más importante. Lo realmente interesante es que nuestra propuesta de valor sea entregada con un estándar de calidad superior al de la competencia.

-El riesgo operacional que conlleva la integración de esa tecnología: la integración en muchos casos llevará implícito el concepto de transformación de nuestra organización. Las organizaciones han de evolucionar desde una estructura en silos hacia una estructura descentralizada y transversal. Las arquitecturas y las operativas de las tecnologías tienden hacia ese tipo de esquemas.

Un proceso lógico a corto plazo y de carácter defensivo para afrontar esta evolución llamada “digitalización” debería empezar por identificar los eslabones más débiles de tu cadena de valor, identificar agentes que puedan disrumpir en tu modelo y optar por una estrategia de asimilación de ese conocimiento. Pero es posible que no seas suficientemente rápido y, para ser sinceros, desconoces tu verdadera competencia (la presente y la futura).

La solución a esto pasa por el cuestionamiento continuo. Sólo la capacidad de crítica te permitirá aprender, aprender para evolucionar, evolucionar para transformar, transformar para competir.

Francisco Vera
Director de Estrategia y Desarrollo de Negocio de Tandem-Company



Uso de cookies

La web de TANDEM INNOVACIÓN, GESTIÓN Y DESARROLLO DE PRODUCTOS S.A. utiliza cookies para mejorar tu experiencia de navegación, Para que podamos seguir usándolas es necesario tu consentimiento.

Aviso legal y política de privacidad

ACEPTAR