El elefante y la estaca

Este mes de julio acudimos a los Diálogos de Futuro KPMG / Banco Sabadell, sobre la nueva revolución industrial (algunos le llaman la 3ª y otros la 4.0 )

Siempre he sido muy curioso y me han interesado todo tipo de conferencias, más de las que uno puede asistir, relacionadas con la empresa desde cualquier vertiente: mercado, operaciones, tecnológica, formación, RSC, RRHH, etc.
Esta conferencia me transportó 25 años atrás e incluso pude verla en imágenes. Seguro que todos ustedes recuerdan la película “Groundhog Day” (atrapado en el tiempo en España o el día de la marmota y hechizo del tiempo en Hispanoamérica) pues mi impresión fue la misma al oír:

  1. Colaboración Empresa – Universidad. Casi nula y/o inoperante
  2. Formación Profesional. Deficiente y socialmente poco valorada.
  3. Es casi imposible encontrar personal cualificado con los conocimientos, capacidades y habilidades requeridas, y todo a pesar de las altas tasas de desempleo.

Como decía Einstein “Loco es aquel que, haciendo siempre lo mismo, espera resultados distintos”. Sin embargo, en nuestro entorno suele ser lo contrario, se considera loco aquel que hace las cosas de manera diferente, es tendencia la tan famosa y lapidaria expresión de Miguel de Unamuno “que inventen ellos” o una más actual “esperaré a que lo haga google”.

En nuestra cultura está mejor visto fracasar haciendo lo de costumbre, que triunfar de una manera peculiar.

Así pues, algunos están esperando para innovar o emprender a que estos tres ingredientes del entorno empresarial cambien.

Esta conferencia me ha venido al pelo para contarles esta historia:

Un niño ve un gran elefante inmóvil a lado de una estaca. El niño, curioso por naturaleza, pregunta al cuidador del elefante ¿por qué el elefante no se mueve? Y el cuidador le responde: de pequeño, el elefante estaba atado a esa estaca e intentaba soltarse día tras día. Pasaron los años y lo seguía intentando, hasta que llegó un día en el que desistió.

Años después, el circo cambió de manos y el nuevo dueño, más honorable, desató la cuerda que mantenía atado el elefante a la estaca, pero éste no se movió. El elefante había llegado a la conclusión de que su destino era ese, seguir atado a la estaca con una cuerda virtual.

Desde aquí, desde nuestro blog y con este breve post, solicitamos a las instituciones pertinentes, empresas y ciudadanía, a desarrollar un modelo educativo innovador, que lo hagamos para que esto cambie de una vez por todas y que dentro de 25 años no vuelva a oír este discurso. ¡Ah! y con tandem para tal menester, para pensar y actuar diferente para obtener resultados distintos.

Antoni Flotats



Uso de cookies

La web de TANDEM INNOVACIÓN, GESTIÓN Y DESARROLLO DE PRODUCTOS S.A. utiliza cookies para mejorar tu experiencia de navegación, Para que podamos seguir usándolas es necesario tu consentimiento.

Aviso legal y política de privacidad

ACEPTAR