under construction

En construcción

Hoy nos permitimos el lujo de hablar sobre arquitectura. Producto y arquitectura comparten muchos paralelismos y protagonismo en nuestras vidas. Nos ayudan a disfrutar de nuestro tiempo, a vivir mejor y muchas veces están influenciadas por las mismas tendencias sociales y tecnológicas. Por estas razones, y otras muchas, creemos interesante contaros lo más reciente en este sector.

La semana pasada tuvo lugar la décimo novena edición del salón BBB (Beyond Building Barcelona) o renovado Construmat, en el recinto Gran Via de Fira de Barcelona.

Basado en cuatro categorías (Innovación, Diseño, Sostenibilidad y Rehabilitación) y con una apuesta decidida por la innovación y las nuevas tendencias, se han dado a conocer las últimas novedades del sector más afectado por la crisis, que busca nuevas oportunidades de negocio en un contexto de recuperación, en el que hay que reorientar la actividad y con una industria que intenta redefinirse.

Existen ciertos indicadores que apuntan hacia un crecimiento de la actividad en el sector pero, ¿cómo debería consolidarse ese crecimiento, para adecuarse a las necesidades reales de la sociedad?

Por un lado, las tecnologías evolucionan vertiginosamente y el escenario de la construcción cambia continuamente. En la era de los datos y la sociedad de la información, han aparecido nuevos materiales y nuevas técnicas constructivas, como la construcción de casas con impresoras 3D, la impresión 4d que permite adaptar los espacios a las necesidades de uso, o el empleo de robots y drones para construir o supervisar proyectos. Las casas, edificios y ciudades cada vez están más interconectadas.

Por otra parte, el consumo de energía y las emisiones de gases de efecto invernadero en la edificación va en aumento con el fin de satisfacer la demanda de la población mundial.

Si nos planteásemos una apuesta decidida por la eficiencia energética y el cambio de las fuentes de energía tradicionales por las renovables, podríamos acercarnos a un modelo mucho más sostenible.

También deberíamos tener en cuenta la gran importancia e impacto social que representa la rehabilitación, imprescindible para renovar un parque de edificios que actualmente tiene un deficiente estado de conservación y con problemas muy serios en lo que a accesibilidad se refiere. Mejorando las condiciones de vida y ambientales del edificio, se conseguiría reducir el consumo de energía.

La oferta actual no satisface la demanda real, pero esta aún no está bien definida, por eso es imprescindible adelantarse. La arquitectura está presente a lo largo de la vida de las personas, y la definición de los espacios nos influye en función de las experiencias que en ellos se den. La calidad de vida de los usuarios ha mejorado notablemente en los últimos años, gracias a la evolución del diseño y la funcionalidad de los espacios. Y sin ningún género de dudas, la calidad de vida puede y debe seguir mejorando si se actualizan las prestaciones, si se preveen y anticipan a las necesidades reales que los usuarios tendremos mañana.

Estamos ante el gran reto de cómo reconstruir el sector para generar más y mejores espacios habitables.

Nosotros, la sociedad, tenemos en nuestra mano definir, transformar y mejorar nuestras ciudades.

Marta Ruf

Tags:


Uso de cookies

La web de TANDEM INNOVACIÓN, GESTIÓN Y DESARROLLO DE PRODUCTOS S.A. utiliza cookies para mejorar tu experiencia de navegación, Para que podamos seguir usándolas es necesario tu consentimiento.

Aviso legal y política de privacidad

ACEPTAR