El Design Thinking una decisión estratégica

Design Thinking

El Design Thinking una decisión estratégica

¿Sabías que el Design thinking es la metodología estratégica más aplicada en las consultorías de innovación especializas en el diseño de productos y servicios? En el siguiente artículo es lo que me ha llevado a reflexionar el por qué algunas empresas tienen éxito y otras no en el “pensamiento del diseño”.

Esta curiosidad nace de mis más de 25 años diseñando y desarrollando proyectos para multinacionales, pymes, micro pymes de diferentes sectores económicos. A muchas de ellas las he visto nacer, crecer, evolucionar y algunas desafortunadamente desaparecer.

Pensando en esta cuestión, he analizado a varias empresas que han logrado obtener en algún momento de su historia una posición de liderazgo en sus mercados y descubrir cuáles eran los motivos que les había llevado a esa situación de privilegio. Empresas como Fluidra, Abertis, Pastas Gallo han sabido ofrecer soluciones innovadoras a sus productos o servicios mediante proyectos basados en el Design Thinking.

De las decisiones estratégicas descubiertas en algunos casos han sido decisiones únicas y en otros casos han sido la combinación de varias de ellas:

Dinámicas del Design Thinking:

  • Tener una propuesta de valor única y diferente, en algunas ocasiones se cumple el refrán del que golpea primero golpea dos veces. También tengo que puntualizar que en mercados maduros y saturados se ha producido el efecto contrario.
  • Entender que el mercado no es local sino global, y que cada mercado es particular, adaptando su propuesta de valor a las necesidades reales de cada mercado.
  • Competir por valor y no por precio, cuando compites por valor estás casi solo en la carrera y encontrarás a pocos rivales, es una carrera de fondo. Competir por valor es entregar más de lo que los clientes pagarían por ello.
  • Organizaciones que han entendido su cadena de valor, distribuidores, proveedores y trabajadores no son simples empleados al servicio de un objetivo no entendido ni compartido por ellos, sino potenciales clientes que se convierten en los mejores embajadores y defensores de una marca.

¿Te gusta lo que estás leyendo? !Suscríbete al blog!

 

La gran sorpresa por mi parte ha sido descubrir que todas las organizaciones analizadas que han obtenido un cierto éxito tienen un denominador común, el Design Thinking. Tienen interiorizada una metodología de gestión que les permite solucionar desafíos complejos llegando al verdadero origen del problema. Reformular las preguntas les permiten llegar a soluciones más creativas y disruptivas.

En TANDEM ayudamos a estas compañías a que adopten modelos organizativos ágiles y transversales capaces de resolver problemas complejos sea de la naturaleza que sea con optimismo y sin limitaciones.

Autor: Jordi Fernandez | Partner & CEO