Diseño de producto

diseño de productos

Diseño de producto

PROCESO DE DISEÑO DE PRODUCTO

El proceso de diseño de producto es la base fundamental para la creación de cualquier producto. Cada producto innovador que desarrollemos debe tener un propósito para el mercado, cubrir una necesidad no resuelta para las personas y generar un retorno de la inversión en las compañías. Este proceso se compone de las siguientes fases principales en base a la metodologia del Design Thinking:

Conceptualización de caminos creativos

El objetivo de esta fase es la recopilación de información relevante que inspire el proceso de creación y conceptualización para identificar necesidades no resueltas y posibles atributos innovadores del producto. Se consigue mediante:

  • Estudio de toda la información relevante del proyecto: condicionantes, volumen de negocio, competencia, stakeholders, posicionamiento, valores de marca, canales de venta, inversiones, costes objetivos,…
  • Consensuar con el equipo de trabajo cuál es el marco de la innovación. No todas las personas entendemos la innovación por igual, unificar las expectativas del equipo es clave para evitar futuras frustraciones.
  • Búsqueda de insights que puedan incidir directamente en las necesidades de las personas, considerando las tendencias sociales, culturales, tecnológicas y económicas.
  • En TANDEM utilizamos el Visual Thinking como una herramienta imprescindible para tangibilizar y representar pensamientos creativos en imágenes visuales que ayudan a entender, organizar y priorizar los caminos creativos diseñados para la toma de decisiones.

Definición de la propuesta de valor

En esta fase se seleccionan aquellos conceptos que presentan mayores posibilidades de éxito. Este proceso de evaluación implica un análisis de la viabilidad del producto desde diferentes puntos de vista:

Viabilidad comercial: Analizar si existe un mercado para ese producto, o si los atributos diferenciales definidos son un valor para el consumidor o usuario final.

Viabilidad económica: Se realiza un análisis coste-beneficio que nos permita estimar si ese producto proporcionará un margen adecuado, teniendo en consideración su coste estimado de producción, así como el precio que el consumidor está dispuesto a pagar.

Viabilidad técnica: Comprobar que se disponen de los medios técnicos y tecnológicos adecuados para la fabricación en serie del producto.

Time to market: cuánto tiempo vamos a tardar en comercializar este nuevo producto. Factor clave en el mundo digital, donde los productos pasan de moda rápidamente.

Validar la solución: la iteración y experimentación de las soluciones, prototipar, probar, fallar, aprender, y volver a empezar el ciclo. De forma que en cada avance tomes más conciencia y adquieras más y mejores competencias.

Definición del plan de marketing: las marcas las crean las personas y se dirigen a las personas, si queremos construir relaciones duraderas entre ambos será necesario definir cuáles son nuestros valores y en qué medida encajan con lo que los clientes demandan.

Materialización

En esta fase se pasa de la unidad a la escalabilidad. Es decir, es el momento de concretar cómo se va a producir. En esta fase también se desarrollan las campañas de lanzamiento del producto y la estrategia de comunicación para llegar al consumidor.

Elegir bien la tecnología, los materiales, estudiar la optimización de costes de producción, realizar los ensayos y homologaciones, el packaging, el transporte, la logística y otras características, hace que esta etapa sea la más larga y la que genera más costes en la empresa.

Lo más aconsejable en esta fase es testear mediante diferentes técnicas, como pueden ser entrevistas cualitativas, test de usuario, focus group o incluso un test cuantitativo para ver cómo responde el público objetivo antes de lanzarse a la comercialización a gran escala. Hoy en día y gracias a soluciones como la realidad aumentada, impresión 3D o la  fabricación aditiva es posible con un tiempo muy reducido y a un coste bajo.

El diseño de producto alineado a un buen diseño de servicios, son parte de la transformación digital que necesitan las empresas para poder ofrecer soluciones innovadoras o disruptivas con el fin de mantenerse en un mercado en constante cambio, ya sean pymes como grandes corporaciones.

Fuentes: Caso Isaba Projects, Web Isaba Projects, You Tube