Design Thinking, diseñando soluciones

Design Thinking , diseño de soluciones

Design Thinking, diseñando soluciones

¿Es el Design Thinking un proceso ideal para el diseño estratégico?

Creemos que el Design Thinking o pensamiento del diseño es la metodología que más éxitos ha cosechado en procesos creativos o de innovación. Básicamente se basa en resolver problemas complejos sea de la naturaleza que sea (negocio, gestión, nuevos servicios, etc… ) con la misma perspectiva holística y práctica que un diseñador imagina y resuelve un proyecto. Es importante entender que el diseño es un proceso de imaginar y proyectar y no una definición de belleza y funcionalidad.

Las características principales del Design Thinking son:

La búsqueda de la innovación centrada en las persona (usuarios o consumidores). Ell@s están en todo momento involucrados en el proceso creativo, este factor minimiza la incertidumbre y el riesgo de la innovación.

La exploración y observación para ahondar y descubrir las necesidades no satisfechas de las personas.

La iteración y experimentación de las soluciones: protitipar, probar, fallar, aprender, y volver a empezar el ciclo. De forma que en cada avance tomes más conciencia y adquieras más y mejores competencias.

La integración y cohesión entre diferentes colectivos, individuos, departamentos, conocimientos, puntos de vista… los grupos multidisciplinares enriquece el proceso de cocreación.

 

Proceso de Design Thinking:

¿Te gusta lo que estás leyendo? !Suscríbete al blog!

Entender:

Esta fase se basa en conocer y profundizar en:

Idear:

Una vez identificadas las problemáticas en función de los consumidores o usuarios, llega el momento más creativo del proceso, la generación de ideas. Mediante actividades grupales, se identifican una cantidad y variedad de ideas que luego serán analizadas para priorizar las más interesantes.

Diseñar:

Representación visual de la propuesta de valor focalizada en los beneficios asociados a las características del producto / servicio.

Desarrollar:

Pasar del papel o a lo tangible.

Construir, representar, visualizar… utilizando cualquier técnica física o digital que nos y permita comunicar, usar, interactuar, experimentar y analizar con los consumidores o usuarios para conocer su opinión sobre nuestra propuesta de valor.

Validar:

En esta fase se realizan pruebas de usabilidad en contextos reales con los prototipos físicos o digitales para solicitar a los usuarios o consumidores sus opiniones sobre las experiencias vividas con el nuevo producto / servicio.

Es una fase esencial en el Design Thinking pues ayuda a identificar errores y posibles carencias que puede tener el producto o servicio. Si esto es así, regresaremos a las etapas anteriores y mejoraremos todos los aspectos aprendidos.

¿Te ha gustado? Déjanos tus comentarios o suscríbete!